*

contador → Contador de visitas. La tuya es una de ellas...
Después de años de sentirme presa, empecé a sentir que esa jaula ya no me pertenecía,
que esas rejas ya no me encerraban, que esa puerta sólo estaba entornada.
Descubrí que era fácil liberarse, que con poco bastaba; una pizca de ganas y otro poco de amor, alcanzaba.
Decidí que ya era hora de salir al mundo, de mirar con otros ojos el cielo lejano, de revolcarme en el pasto, de arrojarme bajo el sol.
De mancharme y ensuciarme, pero también, de correr y superarme, arrojarme en cada colina, darle lugar al amor, entregarme, conocer lo inimaginable...
Ser un alma danzante, tras la constante búsqueda de la felicidad.
Ser una persona humana, yo parte del todo, el todo parte de mí.
Ser luz y oscuridad, integradas en mi ser, danzando sin cesar, entre desvaríos y deslices, pero equilibrada y plena.
Ser un caballito desbocado. Y nunca jamás detenerme.

jueves, diciembre 2

Definitivamente, no hay nada MEJOR que tener amigos y conocer gente copada, buena onda, que siempre está ahí, acompañándote, haciéndote morir de la risa, bancando tus locuras y tus rayes.
Qué lindo es el querer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada